Category Archives: Religión

El Cumpleaños

Compártelo si te gusta:

Como cada año, en mi casa celebramos el cumpleaños. Mi madre siempre me dice que es algo que debemos hacer y que es una tradición. Yo lo acepto porque siempre ha sido así. Desde que tengo uso de razón, el 5 de marzo adornamos la casa y durante 2 semanas la tenemos llena de globitos, cadenetas, gorritos y matasuegras.

Lo único que sé es que el cumpleaños es de un tal Francisco, que nació hace 400 años en China (en realidad se llamaba Van Yi-Cho, pero se tradujo por “Francisco”). Según la leyenda, y un libro creado por varias personas, este hombre fue muy importante. Se le conoce como Paco el Generoso. Todos lo adoran, y se ha convertido en una leyenda. Según se cuenta en este libro, Paco era un hombre muy bueno que ayudó a cientos -por no decir miles- de personas, entregándoles lo que tenía y ayudándoles con sus dolencias. Algunos creen, y así se afirma en el propio libro, que Paco llegó a hacer milagros, curando a enfermos o resucitando muertos. Además a Paco se le debe lo que somos hoy en día; no sé por qué y nadie ha sabido explicármelo, pero es así.

Yo no sé mucho de este hombre, porque tampoco me interesa más de lo que me pueden interesar otras figuras históricas, pero lo cierto es que durante dos semanas en marzo, celebramos el nacimiento de este hombre. Lo gracioso es que se cree que este hombre no nació en marzo, pero se estableció este día para cubrir otra fiesta de otro país, que estaba empezando a eclipsar a esta. Según los historiadores, se piensa que Paco nació en septiembre, pero aún así, todos la celebramos en marzo.

Hay chavales y no tan chavales que reniegan de él y hasta lo desprecian, incluso se niegan a creer que pudiera haber existido o que hubiera hecho tantas cosas. Sin embargo, no logro entender por qué esta gente se sientan a la mesa la noche del 4 de marzo, a cenar con la familia que nunca ven, y a cantar canciones en honor de una persona en la que no creen y hasta a la que desprecian. Luego se van al centro, de fiesta, incluso si cae en miércoles, martes o incluso domingo. Se emborrachan como nunca, se visten como no se visten ni en las bodas de sus familiares y se dicen unos a otros “feliz nacimiento” durante las dos semanas que dura esta fiesta. El día 5 es fiesta en todo el país y todos quedan para almorzar, para seguir cantando y para estar en familia.

Sigo sin entender por qué pasa, por qué hay gente que lo desprecia y sigue celebrándolo, sigue yendo a emborracharse y sigue deseándose un “feliz nacimiento”, incluso entre ellos mismos.

Son gente rara, pero igual de rara me parecen los que lo celebran creyendo en él. Yo ni creo ni dejo de creer, así que me da igual celebrarlo o no celebrarlo. Supongo que eso también me convierte en raro, pero no puedo evitarlo, me lo han metido tan de lleno en la cabeza que si alguien me dice “feliz nacimiento”, tengo que contestarle lo mismo.

No digo que no debamos honrar la memoria de Paco como se hace con otras figuras histórias, pero sigo sin entender por qué yo tengo que adorar a una persona que nació hace 400 años, en un lugar tan lejos de aquí y tener que tenerlo como una especie de dios, siguiendo sus consejos y sus enseñanzas. ¡Pero si hasta hay gente que le ha construído edificios en su honor donde se reúnen para cantar y decir una y otra vez lo que hizo, cómo lo hizo y a cuántos ayudó!

No lo sé, quizá seamos todos muy raros, pero aquí estamos, celebrando el nacimiento de alguien en quien no creemos y cenando y almorzando dos días con la familia, cantando canciones absurdas y diciéndole a la gente que tenga un feliz nacimiento. No sé si esto durará mucho, pero creo que tenemos que ser consecuentes. Esa noche y el día siguiente deberían ser días normales, donde hiciéramos lo mismo que todos los días. Si creemos en este hombre, creamos en él; pero si no creemos, dejémonos de adornar las casas y de vestirnos como mamarrachos, con gorritos y chorradas en las que no creemos.

A veces es bueno tener un clima de fraternidad como ocurre en esas 2 semanas, pero sin dejar de lado nuestras convicciones y sin perder de vista lo que somos y en lo que creemos.

Porque, en mi tierra, decir una cosa en unas circunstancias y en otras, lo contrario se le llama chaquetero o “convenío”.

Obviamente, yo también me meto en el saco, porque todos somos absurdos y todos actuamos sin ser consecuentes; unos más que otros, lo reconozco.

Con esto no quiero criminalizar una conducta que no hace daño a nadie, -que Dios me libre (jeje)-, pero intento hacer ver lo tonto que resulta nuestro comportamiento, tanto de los que creen como de los que no. Que cada uno haga lo que quiera, pero me hace gracia ver a gente (repito, yo incluída) que en días normales reniegan de “Paco” y que el “5 de marzo” se reúnen alrededor de una mesa, con toda su familia, con sus casas llenas de “gorritos y matasuegras” y cantan canciones, para luego irse de fiesta a celebrar algo que el resto del año niegan rotundamente.

Es sólo mi opinión.

Compártelo si te gusta:

La rallita del 7

Compártelo si te gusta:

Si eres de los que al 7 le ponen una rayita horizontal en el medio, debes saber por qué es:

Incluso hoy en día, hay muchas personas que el número 7 lo escriben con una barra horizontal suplementaria en la mitad de la cifra, sin saber por qué.

La mayor parte de las tipografías la han hecho desaparecer en la actualidad, como puedes constatar pulsando la tecla correspondiente en tu teclado.

Pero ¿sabes por qué ha sobrevivido esta barra hasta hoy?

Hay que remontarse muchos siglos atrás, a los tiempos bíblicos…

Estando Moisés en el Monte Sinaí, le fueron dictados los 10 mandamientos y cuando descendió, en voz alta los fue enumerando a la multitud uno a uno.

Moisés inició diciendo:
‘Amarás a Dios sobre todas las cosas’,y así sucesivamente. Cuando llegó al 7, Moisés anunció…’No desearás a la mujer de tu prójimo’ y entonces todas las voces se alzaron gritando:

¡NO JOOOOODAS, TACHA EL SIETE!

Visto en Web@lia

Compártelo si te gusta:

La familia religiosa

Compártelo si te gusta:

Hace ya tiempo que estamos escuchando cosas como “la familia debe componerse por un hombre y una mujer”, “los homosexuales destrozan la familia” o cosas así.

El otro día, cuando comentaban la llegada del Papa a España en el telediario, escuché a un tío diciendo que a los homosexuales los respeta porque les da lástima.

Según esta gente, los homosexuales destruyen a la familia, y ni siquiera saben por qué. Ellos van como borregos detrás del Papa, soltándole dinero a la Iglesia, mientras ésta se dedica a prohibir cosas.

Según la Iglesia, la familia debe estar compuesta por un hombre y una mujer, pero ni siquiera saben por qué. Dudo que un cura o un cardenal pueda decirte por qué una pareja del mismo sexo destruye a la familia. Más de uno pensará “es que no quieren que un hijo crezca entre homosexuales”, pero es que eso no tiene nada que ver; ese es otro tema. A ellos les da igual que no tengan niños, ellos siguen pensando que destruye la familia.

La forma de pensar de los curas viene por la eterna convicción de que un hombre se tiene que unir en matrimonio con una mujer. Y esto es algo que es tan absurdo que siempre que lo oigo me entran ganas de reír. Un matrimonio es la unión ante la ley de dos personas (hasta hace poco de un hombre y una mujer), en la que ambos se comprometen a compartir su vida juntos y en la que ambos tienen derechos y deberes en conjunto ante la ley y el Estado. Sinceramente, no sé dónde está ahí la destrucción en caso de ser hombre y hombre o mujer y mujer. Porque, en caso de existir, también existiría para un hombre y una mujer.

Ah, ya sé, quizá se refieren a la procreación. Dos hombres o dos mujeres no pueden procrear. Pero es que los homosexuales no pretenden procrear. En principio, ellos se quieren y quieren vivir una vida juntos, simplemente (digo en principio porque el tema de los niños es otro largo tema de debate).

Ah, entonces quizá sea que ellos creen que si se permiten los matrimonios homosexuales, la procreación desaparecerá y la humanidad estará condenada a desaparecer porque ninguna familia será entre hombre y mujer, sino entre hombre y hombre o mujer y mujer. Joder, entonces será mejor que lo prohíban porque a mí me gustan las mujeres y no quiero que me gusten los hombres.

La Iglesia no se da cuenta que un hombre homosexual seguirá siendo homosexual aunque le pongan desnuda a una mujer buenísima delante. Un gay no podría procrear aunque lo intentara porque no se excitaría al ver a la mujer, y entonces el acto sexual no podría llevarse a cabo.

Quitando esas cosas, que ya hemos visto que tienen su explicación lógica, no entiendo por qué la Iglesia dice que los homosexuales destruyen a la familia.

Yo creo que lo que le pasa a la Iglesia es que sigue pensando que somos los mismos animales que fuimos cuando éramos monos. Aunque eso tampoco explica el porqué la familia se destruye con parejas del mismo sexo. Ellos piensan que un hombre debe gustarle una mujer, y si no es así, es que es algo raro. Sin embargo, ellos no saben que el hombre ha evolucionado porque piensa. El hombre ha modificado algunas de sus funciones básicas después de muchos años de evolución. El hombre no tiene por qué gustarle una mujer por fuerza. Nosotros, como humanos, tenemos la capacidad de que nos guste tanto un sexo como el otro. Porque entre nosotros existe el amor, cosa que ningún animal sabe lo que es.

Además, dudo que la Iglesia pueda hablar sobre matrimonio, familia y demás cuando ellos tienen prohibido casarse. ¿Cómo podemos confiar en una institución que nos prohíbe el matrimonio homosexual cuando ellos mismos nos hablan desde la más absoluta ignorancia? ¿Cómo podemos hacer caso de unos individuos que nos dicen cómo hacer el amor y con quién casarnos cuando nadie de los que lo dice lo ha hecho nunca?

Pues nada, el que quiera creerlos, que los crea. Seguid dándoles dinero, seguid acatando sus normas, rechazad el preservativo, los homosexuales y, en definitiva, haced lo que ellos os digan para no sé qué, porque dudo que Jesucristo le interese cómo hacemos nosotros el sexo o con quién.

A mí realmente los que me dan lástima son ellos. Desperdiciar una vida para prohibir, prohibir y no vivirla. Una verdadera pena. Pero ellos lo quieren así, pues allá ellos.

Compártelo si te gusta:

6-6-6

Compártelo si te gusta:

Hoy es el día de la bestia; el día que nacerá el anticristo. Yo, la verdad, estoy tranquilo, porque confío que el niño no haga de las suyas hasta que cumpla los 20 o cosa así. Y aunque sea precoz y traiga el fin del mundo a los 10 años, todavía me quedan 10 años. 34 es una buena edad, porque has disfrutado lo mejor de la vida sin preocuparte por todo lo que te llega después: jubilación, niños, mujer, casa…

¿Dónde creéis que nacerá? ¿En Jerusalem? Muy visto, ¿no? Tendría que ser muy poco imaginativo para nacer allí. Podría nacer… no sé, en Irak, para que los estadounidenses se queden tranquilos. Pero vamos, para nacer allí, prefiero que nazca en Francia por aquello de las fresas a los andaluces. También estaría bien que naciera en EEUU, y así todos gritaríamos “¡Lo sabíamos!”. Podría ser hasta un hijo o nieto de Bush.

¿Y si ya estuviera entre nosotros? Yo pienso que podría ser. De hecho, es que es así. Vamos, estoy convencido. ¿Podría ser Bush? ¿Blaire? ¿Aznar (mirusté)? Muchos dirán que podría ser Bin Ladem o Sadam Husein, pero yo creo que está muy visto. Esa gente no llega ni a demonio menor.

Bah, ¿qué más da? Ni a vosotros ni a mí nos importa, ¿verdad? De todos modos, ya estamos muertos.

Tengo que hacer muchas cosas en 10 años antes de que el niño empiece con el Apocalipsis. El piano me lo compraré pronto, a ver si para finales de año. Espero que en 10 años pueda tocar bien como para decirme a mí mismo “lo consegusite”.

Bueno, señores, comienza la cuenta atrás. Les deseo suerte. Cambiarse de ropa interior para cuando llegue el día, que ni Dios ni el diablo digan “joe, que tío más sucio”. Lavaos los dientes y duchaos. Echaos desodorante que oláis bien. En fin, que estéis preparados.

Os recuerdo que al Apocalipsis no se pueden llevar móviles. No, Jacobo, no se puede, tendrás que dejarlo en tu casa. Moi, tampoco habrá Internet ni Wifi, así que tampoco te lleves el tuyo. Al cielo hay que ir de traje de etiqueta blanco y al infierno con lo primero que os preste Marilyn Manson.

Conforme llegue la hora, unos señores montados en caballos os darán una serie de avisos como cuando te toca tu turno en la carnicería, que suena un pitito. Estas serán trompetas (lógicamente, sólo será una vez, así que tendrá un despliegue por todo lo alto). Serán 4 muchachos montados en caballos así que se verá de venir.

Los que vayan al cielo, entrad de uno en uno y sin empujar. Tendréis que enseñar el DNI en la entrada a San Pedro. Tampoco es que sea un gorila, pero conoce a uno que puede serlo, así que, cuidado. En el cielo no se puede entrar dando gritos; lo digo por ti, Dioni, así que eso de “Escociiiiaaaaaaa” no vale allí; contrólate. Tampoco se puede ir corriendo. Cuidado con el cielo que es todo igual y os podéis perder. Cierto es que tenéis toda la eternidad para encontraros, pero no es aconsejable. En ese caso pedidle a San Pedro que os dé un mapa. Alexis, tú lo tendrás fácil porque ya estás acostumbrado a leerlos del Lineage y el WoW, así que tómatelo como una quest.

Más cosas, no se puede escupir abajo, aunque ya no haya nadie; es de mala educación. Cuidado con los ángeles; no tienen sexo, así que, los buitres absteneos porque no habrá por donde meterla. Eso en caso de que tengáis algo que meter.

El infierno es otra cosa. Allí os meterán a empujones. Cuidado con la cabeza, porque los techos tendrán picos salientes. También tenéis que tener cuidado con el fuego. A la entrada habrá un perro de 3 cabezas, así que cuidado. También habrá Arpías, centauros y tal, así que andad con cuidado. Alexis, no son agresivos, pero te sacan muchos niveles así que no te acerques por si acaso.

El cancerbero, en ese momento, os permitirá entrar la entrada a todos, pero no intentéis escapar. Aseguraos de si tenéis que ir al infierno, porque una vez que entras, ya no sales, y de eso se encarga el perrito.

Dentro hará mucho calor, aunque no habrá electricidad, así que olvidaos de llevar ventiladores. Con un abanico tenéis bastante. De todos modos, intentad que no os lo vean porque también están prohibidos.

El demonio no es como Dios, que no se deja ver y hay que pedir una cita para ir a su despacho. El demonio es más campechano y te lo puedes encontrar en cualquier lugar, aunque no os lo aconsejo. Sed todo lo malos posible para ganaros el favoritismo del Demonio.

En el cielo todos son iguales, todos seréis bien tratados. De todos modos, portaos bien, que Dios tiene un pronto muy malo. Y al principio portaos especialmente bien porque Dios estará muy liado y muy irascible.

Por cierto, Dios no es “colega” ni “tío” ni “hermano” ni nada así. Dios es Dios o Altísimo. Procurad hablarle bien, que le gusta mucho que le hagan la pelota.

Y creo que eso es todo. Solo desearos buena suerte, y espero veros a todos juntos, sea donde sea, porque así, por lo menos, lo sobrellevaremos mejor.

Feliz fin del mundo y próspera vida eterna.

Compártelo si te gusta:

Jesucristo y su colega Da Vinci

Compártelo si te gusta:

Bueno, se está hablando últimamente mucho sobre Da Vinci, códigos, Jesucristo y muchas otras cosas.

Y, cómo no, yo no podía quedarme sin opinar.

No he leído el libro, pero no creo que haga falta, ¿verdad? Entre otras cosas porque el libro es un mero instrumento para explicarnos cosas que ya se encargan los programas especiales de aclararnos. He visto ciento y la madre de reportajes sobre El Código Da Vinci y en todos la conclusión es la misma: es una novela.

Un par de ellos en Discovery Channel.

Lo que yo creo que es verdad es que Jesucristo pudo estar casado, y con la poca información que hay, nadie puede afirmar que no lo estuvo. Pudo estarlo o pudo no estarlo. Yo opinio que se casó.

Pienso también que su mujer era María Magdalena porque estuvo con él durante toda su vida, en los texto apócrifos se la describe como la principal apóstol, se usan expresiones mal traducidas que originariamente eran muy íntimas entre ellos, estuvo con su “suegra” mientras moría en la cruz y estuvo presente en los primeras apariciones después de su muerte.

¿Pudo tener hijos? Bueno, no había condones, y si estaban casados dudo mucho que se resistieran a hacerlo. Él tenía un trabajo extresante y muy duro, pero existía la noche, igual que hoy en día, y al ir juntos a todos lados, supongo que tendrían tiempo de sobra para… bueno, ya me entendéis. Y si no, lo sacarían de donde fueran (el tiempo, se entiende).

¿Existió el priorato se Sión para proteger al hijo de Jesús y María Magdalena? Lo dudo.

¿Existió un linaje “sagrado” que se ha propagado hasta ahora? Puede, pero es poco probable.

¿Pudo pertenecer Da Vinci al priorato se Sión? Lo dudo.

¿Pudo Da Vinci esconder códigos y pistas secretas sobre la vida de Jesús en sus obras? Es muy probable, ya que era muy propio de él.

Yo digo que el señor Dan Brown hizo una novela que ha tenido mucho éxito. Yo creo que el señor Dan Brown ha querido hacer “La Bibila 2. El retorno de Jesús” o algo así.

Bueno, este tema va para largo y a Brown le esperan muchos quebraderos de cabeza todavía. Se escribirá de todo y todos pensarán que lo suyo es lo válido. Sin embargo, nadie podrá decir “esto fue lo que pasó” porque todavía no hay datos suficientes para demostrar siquiera que Jesús existiera, aunque ningún historiador lo duda.

Compártelo si te gusta:

Fe y Ciencia

Compártelo si te gusta:

Viendo un capítulo de Más allá del límite, me ha venido a la cabeza un pensamiento. La definición más clara y concisa que se me ha venido a la cabeza sobre fe y ciencia. La ciencia se ha definido siempre como “No creeré en esto hasta que no se demuestre que es verdad”, mientras que la fe puede definirse como “Creeré en esto hasta que no se demuestre que no existe”.

¿Por qué la fe sigue existiendo? Porque, por ahora, no se puede demostrar que algo no existe. No tenemos capacidad para demostrar la no existencia de algo. ¿Cómo se demuestra que algo no existe? ¿Cómo se demuestra que Dios no existe? Hoy en día no se puede demostrar que algo no existe porque nuestra ciencia y nuestra forma de entender las cosas se basa en los sentidos. Algo no existe para nosotros si no somos capaces de verlo con los sentidos ni de hacer que algo o alguien lo vea por nosotros.

¿Cuándo dejará de creer la gente en Dios? Cuando su “existencia” no tenga sentido. Hoy existe Dios porque la gente tiene miedo a la muerte, lo desconocido y a cientos de cosas que el hombre todavía no ha podido explicar ni analizar. Cuando la ciencia explique estos misterios o, simplemente, convenza más que Dios, la gente dejará de creer en él y pasará a creer en la ciencia; pasará a creer en nosotros mismos.

Bajo mi punto de vista, la fe es una especie de historieta infantil que sirve para mantener entretenida a la gente mientras la ciencia se encarga de trabajar para explicarlas de verdad. La fe lo era todo hace siglos, y, a medida que fue pasando el tiempo, se fue convirtiendo en algo supérfluo, hasta el punto de que hoy en día, la fe ha quedado relegada a un segundo plano. La fe ha dado paso a la ciencia, que es la principal fuente de respuestas.

Por supuesto, mi idea de fe es cualquier cosa que ofrezca explicaciones a espaldas de la ciencia.

Con esto no pretendo nada extraño, sino dar mi humilde opinión sobre estos temas. Ya iré dando algunas más.

Compártelo si te gusta:

Judas, ¿el traicionador?

Compártelo si te gusta:

Según cuenta la Biblia en su Nuevo Testamento, Jesus fue traicionado por Judas Iscariote (uno de sus discípulos) y entregado a los romanos. Tras esto, Jesús fue crucificado. Judas fue recompensado con dinero y luego se suicidó tras ver la traición que había llevado a cabo.

Sin embargo, estudios recientes han puesto sobre la pista a los historiadores de que Judas no traicionó a Jesús, sino que fue el elegido por su maestro para que lo entregara.

Existen dos pruebas que prueban que Jesús eligió a Judas para su entrega. Una de ellas es la traducción de la palabra traición. En la versión original, la palabra traición se tradujo de manera incorrecta, debiendo ser entrega. De esta manera, la traición de Judas no fue más que una entrega; palabra que, por otra parte, no conlleva traición, sino simplemente una denuncia.

Mucha gente pregunta, llegado a este punto, el porqué Judas recibió dinero. La explicación es simple. Debido a que en aquella época no había policías, los romanos valoraban las denuncias del pueblo y las compensaban con dinero. El hecho de que Judas fuera enviado por Jesús no quita que los romanos le compensaran por este gesto.

Otra de las pruebas de esta teoría es un documento que lleva circulando desde 1978 y del que National Geographic se ha hecho cargo. Este documento, un papiro del año 300 d.C., prueba que Judas fue elegido como el privilegiado que haría que Jesús fuera entregado a las autoridades romanas.

Después de esto, es lógico pensar que Judas se suicidara, ya que no era un traidor normal, sino enviado y obligado a entregar a una persona a la que amaba.

El documento en cuestión se puede ver y descargar junto a su traducción en inglés, en esta dirección:

http://www9.nationalgeographic.com/lostgospel/document.html

Compártelo si te gusta:

Navidad

Compártelo si te gusta:

Muchos se piensan que Jesucristo nació realmente el 25 de diciembre. Todo apunta a que esto no es así.

De hecho, al principio, la Navidad se celebró en distintos días del año (enero, marzo, mayo, etc.), pero finalmente se decidió establecer en el 25 de diciembre para absorber ciertas fiestas paganas, como el Natalis Solis Invicti, el nacimiento del Sol Invicto.

Esta fecha fue oficialmente impuesta durante el pontificado de Liberio (352-366).

En el evangelio según Lucas, el ángel Gabriel se le apareció a María al sexto mes judío (ELUL), que corresponde a agosto-septiembre. Si a este mes le añadimos los nueve meses de embarazo, tenemos que Jesús nació entre mayo y junio.

Por lo tanto, estamos celebrando un intento de absorber y eliminar una fiesta pagana.

Compártelo si te gusta:

Religión (Introducción)

Compártelo si te gusta:

Estoy pensando hacer un artículo sobre la religión cristiana, con todo lo que yo veo, oigo, leo, me cuentan y me entero sobre esta religión.

Lo primero son las definiciones. La religión cristiana es la que sigue a Jesus de Nazaret, un personaje que vivió alrededor del año 1 de nuestra era. Este personaje decía ser el mesías que tanto habían estado esperando los judíos, se anunció como el hijo de Dios y se autonombró como rey de los judíos. Su osadía por tales afirmaciones lo llevaron a la cruz para ser crucificado. A partir de ahí, se originó todo un movimiento que perdura en nuestros días.

El Cristianismo no es lo mismo que el Catolicismo, ya que lo último viene de lo primero. Es decir, el Cristianismo engloba a todas las religiones conocidas que siguen a Jesús, como el Catolicismo, Testigos de Jeová, los Protestantes… y un largo etcétera de religiones, pseudo-religiones, sectas y creencias diferentes basados en un mismo personaje.

Bueno, empezaré comentando que estoy bautizado e hice la comunión, pero hasta ahí llega mi contacto con la religión católica. Desde los 14 o 15 años empecé a pensar que esas cosas no eran del todo lógicas. La verdad es que era cuestión de tiempo que cuestionara esta religión, porque siempre he sido muy “científico” y me ha gustado que me explicaran las cosas desde el principio. De hecho, lo primero que pregunté y que planteé en mi familia y nadie me supo contestar (ni siquiera mi tía), fue a muy corta edad (calculo que menos de 8 años) y fue lo siguiente: “Si Dios creó al hombre, ¿quién creó a Dios?”. Una pregunta un poco difícil para un niño tan joven, ¿verdad? Pues la verdad es que fue así como lo pregunté, y me acuerdo perfectamente. No recuerdo la contestación de mi tía, así que imagino que sería una de las parrafadas evasivas que acostumbran a dar los muy devotos.

Luego, entendí que, paradójicamente, la contestación a esa pregunta era: “el hombre”.

Años después empecé a cuestionarme cosas más profundas, como si Jesus existió realmente, si hubo un personaje llamado Jesús hace 2000 años que estuvo en la palestra durante unos 30 años. Más tarde reaccioné y entendí que no tenía por qué ser tan radical, y que, al fin y al cabo, ese tal Jesús pudo existir y que La Biblia fuera una mera forma de explicar lo que allí ocurrió.

Estas creencias se reforzaron y mejoraron cuando empecé a entender que La Biblia pudo ser algo más que una mera forma de contar lo que pasó. Quizá todo tenía un sentido y quizá todo estaba escrito de una forma especial. Quizá todo fuera verdad y se pudiera explicar.

Estad atentos porque pienso escribir sobre todo lo que recuerdo, veo, oigo e investigo. Por lo pronto, quedaos con una cosa. ¿Sabéis que Eva no fue la primera esposa de Adán? ¿Sabéis que hubo una anterior a ella y que la Iglesia la borró de la historia? Muchos dirán que es muy fácil decirlo sin pruebas, pero es que yo tengo pruebas escritas que aún se conservan en el génesis de La Biblia.

Compártelo si te gusta: