Vale, y ahora, ¿cómo salimos?

Compártelo si te gusta:

Fijaos en el siguiente atasco en Sao Paulo, Brasil.

Atasco Sao Paulo

Está cruda la cosa, ¿eh? Pues la cosa es simple; para que todos puedan moverse, alguno se tiene que desviar de su ruta. Y los únicos que pueden desviarse son los que vienen de la esquina superior derecha, que obstaculizan la salida de arriba, o el autobús que obstaculiza por completo la salida de abajo.  Una vez que uno de ellos se desvíe, todos los demás quedarán desatascados.

Ahora bien… ¿quién se desvía?

Compártelo si te gusta:
Enviar a Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *