Monthly Archives: diciembre 2007

La niña china que toca el piano

Compártelo si te gusta:

No creo que esta niña tenga más de 4 años. Y ya toca el piano que no veas.


Compártelo si te gusta:

27 de diciembre

Compártelo si te gusta:

Tal día como hoy, de 1981, una mujer entraba en el hospital de una pequeña ciudad de Cádiz embarazada de 9 meses y con ganas de tener a ese primer bebé. Con mucho pelo y todos tiesos, fue extraído con unos forceps que le marcarían la vista para el resto de su vida.

Muy nervioso pero muy intravertido, empezó a ir a una guardería (y más tarde, un colegio) bastante lejos de donde él vivía. Su abuelo materno murió a los 3 meses de él nacer y la familia tuvo que mudarse a casa de la abuela para no dejarla sola. Debido a eso, y a que sus “amigos” estaban todos en aquél otro barrio, su padre tuvo que llevarlo todos los días al colegio durante unos 12 años.

Como a muchos niños, no le gustaba ir. Más tarde descubriría que el motivo no era otro que su nula capacidad (y voluntad) de relacionarse con los demás niños. Se sentía tan incómodo con los demás, que no le gustaba ir. Sin embargo, aprendió a no hacer caso de eso y a disfrutar lo posible.

Su inocencia le convirtió en alguien con un complejo de inferioridad tal que el hecho de hablar con algún niño le suponía una gran impresión; hasta el punto de preguntarse si realmente ese niño estaba interesado en lo que él decía.

A los 4 años nació su hermana: una niña muy graciosa y despierta. Tardaron casi 20 años en aprender el significado de la palabra “hermanos”. Y, al menos él, se alegra de haberlo aprendido.

Pasaron los años y, sin esfuerzo ni darse cuenta, fue aprobando los cursos hasta llegar a secundaria. Por el camino, los amigos fueron llegando y yéndose de su vida. Todos excepto uno. Aquél que menciona “El Arrebato” en su canción que nunca se olvida y que vive siempre en tu mente.

A los 14 años, sus padres le compraron su primer ordenador. No era algo sencillo pero eso le daba igual, ya que pronto empezó a trastear ese sistema llamado DOS… y le encantaba.

En el instituto, en secundaria, y tras ver el nuevo mundo que se le abría ante él, fue despertando de su largo letargo. Un letargo que duró más de 14 años y que por fin llegaba a su término. El curso de 4º de ESO sería el principio del fin. El principio en el cual empezaría a darse cuenta de lo que era, quién era y lo que valía.

Se percató que era una persona, como las demás, que valía tanto o más que muchos que estaban a su alrededor en el instituto y pudo ver que la vida no era tan complicada como parecía ser si se pensaba un poco.

Gracias a que su intraversión desapareció, la timidez que quedó le concedió mucho tiempo para pensar en la vida, en los detalles de ésta y en cómo vivirla. Poco a poco, fue descubriendo que los problemas se solucionaban afrontándolos con mucha astucia y perseverancia.

A los 17 años empezó uno de los bachilleratos más difíciles (si no el más difícil) y, 4 años más tarde, se dio cuenta que con esfuerzo se podía conseguir todo.

El ciclo superior de Administración de Sistemas Informáticos no fue gran cosa, pero le sirvió para darse cuenta de dos detalles. Uno, que cualquiera puede dar clases; y dos, que siempre se aprende algo, por muy sobrado que vayas. En su caso, aprendió algo de redes y descubrió el lenguaje C, que le daría la base para muchísimos lenguajes posteriores.

Paralelamente, su afición a la programación le hizo descubrir PHP, un lenguaje que usaría más tarde para muchas cosas y el cual le abriría muchas puertas.

Y entonces, a los 21 años conoció a la persona que sería, probablemente, la más importante que había pasado por su vida hasta ese momento. Compartieron, durante unos meses, un fin en común que acabaron por romper de mutuo acuerdo para seguir siendo simplemente más que amigos. Durante años, ambos afrontaron retos de todo tipo, pero cada uno de ellos se fue superando. A día de hoy, siguen luchando contra lo que les echen, y, por ahora, no se separan.

Esta relación le ha dado, y le sigue dando mucho, le sigue enseñando cosas de la vida y continúa aprendiendo día a día.

26 años después de nacer, su filosofía es el Carpe Diem y su refrán es “No hay mal que por bien no venga”. No lucha contra el mundo: simplemente se deja llevar y disfruta de él mientras pueda. No le preocupa nada más que lo que vaya a cenar esa noche o dónde deba ir al día siguiente. Es claro y directo cuando debe decir algo, aunque no por ello deja de ser diplomático. Odia la moda y casi cualquier cosa que le quieran imponer a la fuerza.

Y, a día de hoy, a pesar de que sabemos su opinión de la actualidad, nunca llegaremos a saber lo que realmente pasa por su cabeza.

Bueno, yo sí lo sé.

Compártelo si te gusta:

El canon y mi propuesta contra el sistema

Compártelo si te gusta:

No solo no se ha eliminado el canon, sino que se ha puesto a más cosas. Aquí os dejo qué incluye, cuánto y qué sacan ellos:

Dispositivos y tarifas del canon

Eso gracias al PSOE. ¿Sabéis lo más gracioso? Que pagamos por algo por lo que no deberíamos de pagar.

Como ya he dicho en otros artículos, la copia privada es un derecho que tenemos todos. Es el derecho que tú tienes a descargarte, copiar y usar cualquier obra protegida por derechos de autor, siempre que no sea con ánimo de lucro. Esta copia privada incluye música y películas, entre otras cosas.

La UE ha ordenado que el país que tenga copia privada debe pagarle una compensación económica a los artistas por las pérdidas por dicha copia privada. Sin embargo, no se dice que sea gravando los dispositivos o soportes que sean susceptibles de realizar dicha copia privada.

Según nuestro queridos partidos políticos (casi sin excluir ninguno), el canon es necesario para obedecer a la UE y ofrecer a los artistas esa compensación económica. ¿En qué consiste ese canon? Muy sencillo, consiste en hacer que pagues un impuesto por cada CD virgen, DVD vírgen, grabadora, lector MP3, pen-drive USB, teléfono móvil con MP3, etc., simplemente porque pueden usarse para copiar música.

¿Dónde está el problema? Bueno, los problemas, entre muchos otros, son los siguientes:

  • ¿Por qué tengo que pagar un impuesto sobre un CD o DVD simplemente por si lo uso para copiar música? ¿Y si no lo uso para eso sino para copiar documentos o fotos?
  • Y aunque lo use para copiar música, ¿por qué tengo que pagar por ejercer mi derecho a la copia privada?
  • ¿Por qué tengo que pagar por una impresora si la inmensa mayoría de los usuarios las usan para imprimir trabajos del colegio o tutoriales de Internet?
  • ¿Por qué se tiene que gravar con un canon dispositivos que muchos ni siquiera los usamos para escuchar música?
  • ¿Por qué tiene que ser precisamente esta la solución si es la que menos lógica tiene por lo poco clara que es y lo perjudicial que es para el pueblo en general?
  • ¿Por qué se tiene que adoptar una medida que beneficia a unos pocos si hay medidas que podrían beneficiar a todos?

Mi propuesta es la siguiente. Aparte de comprar CDs y DVDs sin canon (que los hay si se buscan), comprar dispositivos fuera de España (aunque salgan más caros) y comprar los menos CDs y DVDs originales posibles, no pienso votar a nadie. Es más, pienso hacer un voto nulo poniendo en un papel “NO AL CANON”. Aparte de eso, enviaré un correo electrónico antes y después de las elecciones al PP, al PSOE y a todos los demás partidos diciéndoles que mi voto lo han perdido y el motivo por el que lo han perdido.

Muchos diréis que el PP ha apoyado a la gente con el tema del canon, pero, os pregunto una cosa: ¿creéis en serio en ellos? ¿Creéis que de verdad van a cumplir lo que dicen? ¿Creéis que van a quitar el canon después de saber que ya tuvieron la oportunidad y no lo hicieron? No, sinceramente no merecen mi respeto ningún partido político de los que existen hoy en día. Cuando vea que escuchan al pueblo y hacen lo posible por hacerles caso, entonces me plantearé si votar de nuevo o no. Mientras, soy alguien que ha perdido la fe en el sistema.

Por lo tanto, os animo a hacer lo mismo que yo. Pasos a seguir:

  1. Enviar un par de meses antes de las elecciones un email a todos los partidos políticos diciéndoles que han perdido vuestro voto y el motivo por el que lo han perdido.
  2. El día de las elecciones, meter un papel en el sobre con la frase “NO AL CANON”.
  3. Inmediatamente después de votar, enviar otro email a todos los partidos políticos diciéndoles que como ya les advertísteis, no les habéis votados por dicho motivo.
  4. No comprar ni CDs ni DVDs vírgenes con canon.
  5. Comprar por Internet fuera de España cualquier dispositivo que sea susceptible de tener canon en España.

Con estos sencillos pasos, conseguiremos hacernos notar lo suficiente como para que el gobierno se lo piense.

Os recuerdo que somos el pueblo y por lo tanto somos los que mandamos. Si se nos olvida esto, los que mandan se creerán de verdad que mandan sobre nosotros y podrán aprobar cánones de forma injusta y arbitraria.

Compártelo si te gusta:

3D reales… con la Wii

Compártelo si te gusta:

Este vídeo  muestra algo alucinante. Se trata de un chaval que ha hecho una modificación de su Wii para ver gráficos 3D reales. Como está en inglés, voy a explicar más o menos cómo va.
Al principio explica que aunque una foto sea en 3D (aquellas que moviendo la cabeza, cambia la imagen), no deja de ser una foto plana. Sin embargo, si quitamos la foto del marco, tenemos que si movemos la cabeza mirando a través del marco, vemos diferentes cosas, posiciones, tamaños, etc. Ya que, al cambiar la posición y la perspectiva de nuestra cabeza, los lugares cambian de sitio y de posición. La modificación que le hace a la Wii es precisamente para que la consola simule un marco y dibuje los objetos en el lugar que deberían estar, dependiendo de la posición de la cabeza del jugador. Con ésto debería conseguirse unos realismos alucinantes en los juegos 3D.

El mecanismo es fácil de entender. Coge el mando de la Wii y lo pone en el lugar del sensor. El sensor lo pega a una gorra o los separa y los pega a los laterales de unas gafas. Los sensores detectan dónde está la cabeza del tío y ajusta la imagen para que parezca que está mirando a través de una ventana.


Compártelo si te gusta:

Lo mejor desde “Amo a Laura”

Compártelo si te gusta:

Como dicen en la web donde la vi, aunque parezca mentira, esto sí es verdad. No se trata de una campaña de la MTV ni nada por el estilo.

Y lo peor es que ya son mayorcitas. Algunas muy guapas, por cierto.


Compártelo si te gusta:

La ley antitabaco o por qué nos tenemos que joder los no fumadores

Compártelo si te gusta:

La ley antitabaco está muy bien… si se hiciera bien. No lo digo por criticar, sino porque me toca los huevos que vaya a una cafetería y tenga al lado a un señor fumando un cigarro. Y muchos diréis: “es que en algunas cafeterías se puede fumar por ley”. Sí, es cierto, pero, ¿en cuántas NO se puede fumar? Después de ir a muchos restaurantes, bares y cafeterías de Cádiz y Málaga (y algunas de Madrid), no he visto ninguna donde esté expresamente prohibido fumar.

¿Por qué ocurre esto? Pues porque los dueños no tienen ni puta idea de lo borregas que pueden llegar a ser la gente. Los empresarios tienen la falsa creencia de que si una cafetería o bar prohíbe fumar, los fumadores no irán. Y eso, como digo, es falso. La gente hace lo que el empresario les diga que haga. Si hoy prohíbes fumar, te aseguro que los fumadores seguirán yendo y no fumarán. ¿Por qué? Muy sencillo. Mi teoría es la siguiente:

  1. Si el fumador va solo a la cafetería es porque, por regla general, conoce al dueño o al camarero y le gusta charlar con él. Si un día, por cualquier motivo, este dueño decide prohibir fumar, ¿no creéis que es absurdo pensar que el tío dejará de ir simplemente porque no le dejen fumar? Habría que ser muy tonto para dejar de ir.
  2. Si el fumador va en grupo, hay muchísimas probabilidades de que haya más gente no fumadora que fumadores en el grupo. Y la voluntad del fumador podrá hacerse en alguna ocasión, pero no en todas. Habrá muchas en las que algunos querrán ir a ese bar/restaurante/cafetería donde no se permite fumar y, en ese caso, tendrá que aguantarse (o no ir, pero en ese caso no sé qué clase de amigo sería).
  3. ¿Grupos de fumadores completos? Extraño, muy extraño. Antes quizá era más normal ver a un grupo entero fumando, pero hoy no es tan fácil, porque la gente se quita o no fuma tanto. Por lo que esta opción, aunque válida, es la que menos se dará.

¿Cuánto perderá el empresario? Yo creo que muy poco, por no decir nada. La gente seguirá yendo. Es más, aunque lo anterior no se cumpla, si deja de ir un fumador cabreado, empezará a ir un no-fumador que antes no iba.

De todos modos, según la ley antitabaco, en los restaurantes, bares y cafeterías de más de 100 metros cuadrados, está prohibido fumar y se debe habilitar, en caso de que se quiera, una zona para fumadores. Sin embargo, y a pesar de mi nula capacidad de cálculo, he visto cafeterías lo suficientemente grandes como para ser de más de 100 metros cuadrados… y donde estaba permitido fumar. ¿Cómo? No lo sé, pero eso sí que me jode.

Yo prohibiría fumar en cualquier lado excepto en los habilitados para ello y, por supuesto, también en la calle, siempre y cuando no sean lugares frecuentados por niños o ancianos.  Aunque lo ideal sería que se prohibiera fumar o que se pusiera el tabaco a unos precios que el fumador se lo pensase dos veces.

Yo no tengo por qué tragarme un humo que yo no quiero tragar, simplemente porque el tío sea imbécil y se quiera matar de cáncer.

Menos mal que esta situación no me ocurre a diario, ya que en mi casa no se fuma y de mis amigos, solo la novia de uno de ellos fuma. Así que, dentro de lo que cabe, tengo que dar gracias.

Compártelo si te gusta: