Los colores y la vida

Compártelo si te gusta:

¿Os habéis preguntado la cantidad de colores que hay en la vida diaria?

Analízalo, porque te quedaste amarillo después de ponerte morado comiendo gambas. Quizá alguien te estuviera poniendo verde. Te quedas blanco ante la idea y no puedes evitar estar negro de furia. Sin embargo, luego piensas: “¿Qué más da? Quizá el que esté verde de envidia sea él”. Aun así, hay gente que te defiende y tú te pones colorado de pensarlo.

Tú sabes que tanto si eres de sangre azul como si eres de raza blanca, negra o amarilla, eres una persona agradable. Es más, odias el dinero negro. Para ti, la vida es de color de rosa y lo más probable es que tengas blanca el alma, yendo siempre de verde para no perder la esperanza.

La vida es un arco iris de ilusión y no se puede desperdiciar enegreciendo tu espíritu.

Aunque ya sabes lo que dicen: para gustos, colores.

Compártelo si te gusta:
Enviar a Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *