Ortografía

Compártelo si te gusta:

Es sabido que las clases de lengua a veces aburren a las ostras. Pero también es sabido que todo el mundo debe tener unas nociones básicas de ortografía.

Algunos piensan que escribir rápido es escribir mal. Me hace mucha gracia porque hoy en día todo el mundo escribe mal y no siempre es precisamente rápido. Es cierto que a veces se nos escapa una falta de ortografía sin querer o que, por desconocimiento, nos equivoquemos. Sin embargo, lo primero es perdonable y lo segundo es perdonable pero evitable.

Obviamente, con desconocimiento me refiero, por ejemplo, a no saber cómo se escribe Guggenheim. De ninguna manera se puede decir “es que yo no sabía que decía llevaba tilde”, porque eso lo debes de saber desde que empezaste a dar clases de lengua en primaria.

Vamos por partes. En primer lugar, la palabra ti no lleva tilde. Me hace mucha gracia ver cómo la gente escribe “para ” y luego escriben “tu lo sabías”. Tanto ese como ese tu están mal escritos. Ti no lleva tilde porque es monosílaba y lleva tilde porque es pronombre personal y debe llevar tilde diacrítica para diferenciarlo del adjetivo posesivo tu . La tilde diacrítica se usa en palabras para distinguirlas de otras que se escriben igual y que pueden cambiar el sentido completo de la frase.

Por ejemplo, estas dos frases, de no ser por la tilde diacrítica, serían totalmente iguales. Sin embargo, no significan lo mismo.

– Estuve sólo en la tienda.

– Estuve solo en la tienda.

La primera expresa la idea de que estuvo únicamente en la tienda y que no fue a ningún lugar más. La segunda, por el contrario, significa que estuvo en la tienda sin compañía de nadie.

Lo mismo pasa con “tu”, “mas”, “de”, “el”, y un largo etcétera.

Pues, llegados hasta este punto, sabemos que no es lo mismo “dé suerte” que “de suerte” o “te bebo” que “té bebo”.

Pasemos ahora a otra cosa. ¿Cuántos de vosotros sabía que hay cuatro clases de porqués? Pues los hay, y son por qué, porque, porqué y por que. Algunos dirán “Coño, y yo usando el porque“, otros dirán “Éste se está intentando quedar con nosotros” y otros afirmarán sin pudor “Ya lo sabía, pero yo sigo usando porque para todo”.

¿Sabéis el porqué de todo? Pues porque por qué pregunta y porque responde. Ese es el porqué por que sucede.

Traducción: “¿Sabéis el motivo de todo? Pues debido a que por qué pregunta y porque responde. Ese es el motivo debido al cual sucede”.

¿Os queda claro? No, ¿verdad? Vamos con ejemplos prácticos:

Por qué
– ¿Por qué no vienes?
– Averigua por qué no lo hizo.
– Ayer me enteré por qué no funcionaba.

Porque
– Porque no logro quitarle las manchas al traje.
– Lo hizo porque le dio la gana, según me dijo.
– ¿Era porque tenía rota la funda?

Porqué
– Ayer te comenté el porqué del asunto, pero no me escuchaste.
– No entendí el porqué, pero él sabrá.
– Ya sabía el porqué, pero tenía que confirmarlo.

Por que
– No me dijeron el motivo por que no funcionaba.
– Supe el motivo por que estuvieron peleándose.
– Me inclino por que no vendrá mañana.

¿Alguna duda o vaís a seguir usando porque para todo?

Más cosas. El “hay”. Tengo muchos amigos que usan el “hay” para todo. Señores, hay tres clases de “hays”.

– “Hay”, forma impersonal del verbo haber.
– “Ay”, interjección usada para muchos y muy diversos estados de ánimo, pero más comunmente dolor.
– “Ahí”, usado para marcar un lugar en concreto.

Ejemplos:

– Ahí está el cazo que no encontrabas.
– Dime lo que hay que hacer.
– ¡Ay! No me pinches en el brazo que me duele.

Más cosas. Señores, estudiastes, estuvistes, fuistes, comistes… todas están mal escritas. La segunda persona del singular del pretérito perfecto simple del indicativo no lleva ese. Se escribe estudiaste, estuviste, fuiste, comiste, etc.

Y por último (por ahora). El imperativo no se forma con el infinitivo del verbo. Me explico, porque a más de uno no le sonará esto aunque debería. No se puede decir “Subir eso a Internet que me hace falta”, sino “Subid eso a Internet que me hace falta”. Otros verbos pueden ser “ir” por “id”, “comer” por “comed”, “hacer” por “haced”, etc.

Para cualquier duda acerca de la conjugación de un verbo, id a la página de la RAE, entrad en el apartado de Diccionario de la lengua española, buscad el verbo sobre el que tenéis dudas (en infinitivo y con su tilde si tiene) y cuando estéis viendo la definición de la palabra, pulsad en el cuadro azul que hay a la izquierda.

Esta es la primera entrega de las clases de iniciación al español. Seguid atentos porque os iré poniendo más patadas al diccionario según las vea en los nicks del MSN de mis contactos.

Compártelo si te gusta:
Enviar a Twitter

Comments are closed.