La familia religiosa

Compártelo si te gusta:

Hace ya tiempo que estamos escuchando cosas como “la familia debe componerse por un hombre y una mujer”, “los homosexuales destrozan la familia” o cosas así.

El otro día, cuando comentaban la llegada del Papa a España en el telediario, escuché a un tío diciendo que a los homosexuales los respeta porque les da lástima.

Según esta gente, los homosexuales destruyen a la familia, y ni siquiera saben por qué. Ellos van como borregos detrás del Papa, soltándole dinero a la Iglesia, mientras ésta se dedica a prohibir cosas.

Según la Iglesia, la familia debe estar compuesta por un hombre y una mujer, pero ni siquiera saben por qué. Dudo que un cura o un cardenal pueda decirte por qué una pareja del mismo sexo destruye a la familia. Más de uno pensará “es que no quieren que un hijo crezca entre homosexuales”, pero es que eso no tiene nada que ver; ese es otro tema. A ellos les da igual que no tengan niños, ellos siguen pensando que destruye la familia.

La forma de pensar de los curas viene por la eterna convicción de que un hombre se tiene que unir en matrimonio con una mujer. Y esto es algo que es tan absurdo que siempre que lo oigo me entran ganas de reír. Un matrimonio es la unión ante la ley de dos personas (hasta hace poco de un hombre y una mujer), en la que ambos se comprometen a compartir su vida juntos y en la que ambos tienen derechos y deberes en conjunto ante la ley y el Estado. Sinceramente, no sé dónde está ahí la destrucción en caso de ser hombre y hombre o mujer y mujer. Porque, en caso de existir, también existiría para un hombre y una mujer.

Ah, ya sé, quizá se refieren a la procreación. Dos hombres o dos mujeres no pueden procrear. Pero es que los homosexuales no pretenden procrear. En principio, ellos se quieren y quieren vivir una vida juntos, simplemente (digo en principio porque el tema de los niños es otro largo tema de debate).

Ah, entonces quizá sea que ellos creen que si se permiten los matrimonios homosexuales, la procreación desaparecerá y la humanidad estará condenada a desaparecer porque ninguna familia será entre hombre y mujer, sino entre hombre y hombre o mujer y mujer. Joder, entonces será mejor que lo prohíban porque a mí me gustan las mujeres y no quiero que me gusten los hombres.

La Iglesia no se da cuenta que un hombre homosexual seguirá siendo homosexual aunque le pongan desnuda a una mujer buenísima delante. Un gay no podría procrear aunque lo intentara porque no se excitaría al ver a la mujer, y entonces el acto sexual no podría llevarse a cabo.

Quitando esas cosas, que ya hemos visto que tienen su explicación lógica, no entiendo por qué la Iglesia dice que los homosexuales destruyen a la familia.

Yo creo que lo que le pasa a la Iglesia es que sigue pensando que somos los mismos animales que fuimos cuando éramos monos. Aunque eso tampoco explica el porqué la familia se destruye con parejas del mismo sexo. Ellos piensan que un hombre debe gustarle una mujer, y si no es así, es que es algo raro. Sin embargo, ellos no saben que el hombre ha evolucionado porque piensa. El hombre ha modificado algunas de sus funciones básicas después de muchos años de evolución. El hombre no tiene por qué gustarle una mujer por fuerza. Nosotros, como humanos, tenemos la capacidad de que nos guste tanto un sexo como el otro. Porque entre nosotros existe el amor, cosa que ningún animal sabe lo que es.

Además, dudo que la Iglesia pueda hablar sobre matrimonio, familia y demás cuando ellos tienen prohibido casarse. ¿Cómo podemos confiar en una institución que nos prohíbe el matrimonio homosexual cuando ellos mismos nos hablan desde la más absoluta ignorancia? ¿Cómo podemos hacer caso de unos individuos que nos dicen cómo hacer el amor y con quién casarnos cuando nadie de los que lo dice lo ha hecho nunca?

Pues nada, el que quiera creerlos, que los crea. Seguid dándoles dinero, seguid acatando sus normas, rechazad el preservativo, los homosexuales y, en definitiva, haced lo que ellos os digan para no sé qué, porque dudo que Jesucristo le interese cómo hacemos nosotros el sexo o con quién.

A mí realmente los que me dan lástima son ellos. Desperdiciar una vida para prohibir, prohibir y no vivirla. Una verdadera pena. Pero ellos lo quieren así, pues allá ellos.

Compártelo si te gusta:
Enviar a Twitter

3 Responses to La familia religiosa

  1. jenny juliana diaz plata

    las mujeres tienen los mismos derechos q los hombres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *