Judas, ¿el traicionador?

Compártelo si te gusta:

Según cuenta la Biblia en su Nuevo Testamento, Jesus fue traicionado por Judas Iscariote (uno de sus discípulos) y entregado a los romanos. Tras esto, Jesús fue crucificado. Judas fue recompensado con dinero y luego se suicidó tras ver la traición que había llevado a cabo.

Sin embargo, estudios recientes han puesto sobre la pista a los historiadores de que Judas no traicionó a Jesús, sino que fue el elegido por su maestro para que lo entregara.

Existen dos pruebas que prueban que Jesús eligió a Judas para su entrega. Una de ellas es la traducción de la palabra traición. En la versión original, la palabra traición se tradujo de manera incorrecta, debiendo ser entrega. De esta manera, la traición de Judas no fue más que una entrega; palabra que, por otra parte, no conlleva traición, sino simplemente una denuncia.

Mucha gente pregunta, llegado a este punto, el porqué Judas recibió dinero. La explicación es simple. Debido a que en aquella época no había policías, los romanos valoraban las denuncias del pueblo y las compensaban con dinero. El hecho de que Judas fuera enviado por Jesús no quita que los romanos le compensaran por este gesto.

Otra de las pruebas de esta teoría es un documento que lleva circulando desde 1978 y del que National Geographic se ha hecho cargo. Este documento, un papiro del año 300 d.C., prueba que Judas fue elegido como el privilegiado que haría que Jesús fuera entregado a las autoridades romanas.

Después de esto, es lógico pensar que Judas se suicidara, ya que no era un traidor normal, sino enviado y obligado a entregar a una persona a la que amaba.

El documento en cuestión se puede ver y descargar junto a su traducción en inglés, en esta dirección:

http://www9.nationalgeographic.com/lostgospel/document.html

Compártelo si te gusta:
Enviar a Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *